Anacaona o Anakaona

Mujer de gran belleza, inteligencia y gracia, que atrajo la atención de los primeros conquistadores españoles. Fue considerada la poetisa más famosa entre los indios. Según los cronistas, su nombre significaba en lengua aborigen “Flor de Oro”.   A la muerte de su hermano quedó gobernando el cacicazgo de Jaragua. Encontrándose Ovando como gobernador de Santo Domingo.

Ovando recibió una denuncia —probablemente falsa— de que Anacaona estaba preparando una conspiración en sus dominios. El Comendador de Lares creyó que la única medida para evitar tal cosa era acabar con los habitantes y gobernantes de tales dominios. Para poner en práctica su idea, se inventó un ardid y se dirigió a Jaragua acompañado de 300 infantes y 70 jinetes bien armados.

Lo que anunció como “una visita pacífica” se convirtió en la masacre de los indios y caciques que había reunido Anacaona para preparar la fiesta de recibimiento. Anacaona fue amarrada, vejada y más luego ahorcada en tierras del mencionado cacicazgo; los indios que pudieron salvarse de esa brutal matanza, fueron sometidos a la esclavitud. Esposa de Caonabo, cacique de Maguana y hermana de Bohechío, cacique del cacicazgo de Jaragua.


LA REBELION DEL BAHORUCO

Por Milton Olivo

Era el año de 1502, sobre la ciudad de Niti, la mas importante ciudad de Quisqueya a la llegada de los españoles, capital del Cacicazgo de Maguana, reino del Cacique Caonabo la cual después de la Matanza de Jaragua, y el ahorcamiento de su viuda y heredera la Cacique Anacaona, esta ciudad construida de tabla de palma y bambú y cobijada de yagua y palmas, arquitectura perfecta para un ambiente tropical, esta  había sido incendiada y destruida.

Pero sobre sus cimientos se había construido una nueva ciudad denominada San Juan de la Maguana.

En su empeño por borrar las tradiciones autóctonas y el pasado, los españoles se habían propuesto cambiar los nombres de los Yucateques o pueblos, cristianizándolos  agregándole algún santo delante. Ocurrió además de con Maguana tomaron el nombre de Cacicazgo (San Juan de la Maguana), con Macorix  (San Pedro de Macorix), Ocoa (San José de Ocoa), Las Matas (San José de las Matas), Yuma (San Rafael de Yuma), El Seibo (Santa Cruz del Seibo), Sabaneta (San Ignacio de Sabaneta), Samana (Santa Bárbara de Samana), Mao (Santa Cruz de Mao) Jacagua (San Francisco de Jacagua), etc.

Desde la llegada de los españoles el inteligente Bohechio hermano de Anacaona y señor del Cacicazgo de Jaragua comprendió que los nativos no podían resistir a los invasores por la superioridad de sus armas  mas que por la ausencia de hiero en la isla los nativos no poseian armas de hierro- y siempre estuvieron dispuestos a servirles soportando sus exigencias. Después de la muerte de Caonabo en 1495 y heredar el reino Anacaona la hermana y heredera de Bohechio, el señor del Cacicazgo de Jaragua ella había unificó políticamente ambos reinos.

El Gobernador Nicolás de Ovando, temeroso del poder de esta y de su influencia en la zona, envió emisarios donde Anacaona, a la cual le proponía que reuniera todos los príncipes o Nitaínos (Especie de Síndicos) de su reino para pactar un tratado de paz con su presencia.

Anacaona siempre cuidadosa en su trato con los invasores, reunió todos los Nitaínos y preparo un recibimiento real al Comendador, en cuyo honor organizo grandes fiestas y bailó areyto con todos los suyos, es memorable el espectáculo que preparo con 300 jóvenes que no habían conocido varón,  danzando areytos compuesto para la ocasión.

Nicolás de Ovando tenia sus propios planes, inmediatamente los príncipes se reunieron, a señal convenida con sus soldados los mando a encerrar y prenderles fuego.

Entoces comenzó una macabra orgía de sangre, cuentan los cronistas que alrededor de 70 jinetes armados de lanzas y espadas se dedicaron a traspasar, degollar, y decapitar a centenares de hombres, mujeres y niños en las calles del pueblo de Jaragua en sus contornos, sin el menor sentido de piedad.

En este genocidio también fue victima Maniocatex, señor del Bahoruco, padre de Guarocuya, conocido en la historia como el Cacique Enrriquillo.

Enrriquillo Quien entonces era un niño de alrededor de 6 años. Quien luego fue rescatado por su Tío Guaroa quien después se suicidó luego de luchar con el Capitán  Federico Velásquez, para no entregarse luego de ser desarmado por este, pues el invasor vino a atacarle luego de haber entre ambos pactado la paz. Muero libre fueron sus ultimas palabras. 17 años después en 1519, con alrededor de 23 años, hastiado de los abusos de los invasores, decide declararse en rebeldía y desarrollar un sistema de guerra de guerrillas en las montañas de Bahoruco.

14 años dura su lucha. Donde el Cacique Guarocuya, ni da ni pide cuartel. Trasladándose de un lado a otro de la cordillera. Atacando pueblos a ambos lados de esta. Convirtiéndose junto a Tamayo y Ciguayo en el terror de los españoles.

Su política era no negociar con ningún español, pues estos eran mentirosos, traidores y ladrones. Y violadores permanentes de cuanto era sagrado para la raza nativa, cuyos mandamientos eran: No Mentiras, No Robaras, No serás vago y Respetara a los Mayores.

Después de 14 años de guerra, asolando comunidades españolas, incautando sus armas y derrotando cuantos ataques planificaban y ejecutaban los invasores, en 1533 llega a la isla el Capitán General Francisco de Barrionuevo enviado del Monarca español, en ese entonce el Rey más poderoso del planeta,  con un documento donde  le proponía la paz. El Cacique del Bahoruco decide reunirse con el cerca del lago que desde entonces lleva su nombre. El Lago Herniquillo.

El acuerdo fue sencillo, a cambio de terminar la guerra, el Cacique exigió la libertad para los de su raza, oprimido bajo el régimen de la encomienda que nos era más que una forma de esclavitud disimulada bajo ese eufemismo (donde a los españoles se le asignaba una cantidad de nativos en encomienda para trabajarles gratis), un territorio libre con su propia fuerza de policía donde pudiesen vivir bajo propio gobierno, y sin pago de tributo a la corona española.

Pacto este que convirtió al Cacique del Bahoruco en el Libertador de Quisqueya. A partir de ahí, ante tanta grandeza y generosidad, plumas prohispanicas pagadas e interesadas han  tratado por siglos de rebajar la figura legendaria del Cacique del Bahoruco. Humillar su heroísmo, empequeñecer su sacrificio y ridiculizar sus actos.  Pues es una forma de desmoralizar el pasado de la raza nativa la cual es más del 69 por ciento de la población actual de la Republica Dominicana, según estudios cromosomáticos realizado el año pasado.

Se inventaron que fueron extinguidos, que eran de piel rojiza, que no tenían barbas, que andaban desnudos  y mil  absurdo más, para que el pueblo ignore sus verdaderos orígenes y no tengan claro quienes han sido sus verdugos, por resultante existir en un limbo existencial ignorando la verdad de su propia historia. De manera de facilitar su opresión.

Ellos son ni negros ni blancos, más bien pardo. Escribió el Almirante Cristóbal Colon en su diario de a bordo. (Diario de Cristóbal Colon, Pág. 22, Editorial Sopena).Aunque en “Historia de las Indias cuenta el cronista Fraile Bartolomé de las Casas …que habían visto mujeres moza tan blanca como podían ser en castilla. Libro I Cáp. III. De ahí nace lo de indio claro e indio oscuro, que no era más que una forma de diferencial los nativos de piel clara u oscura de los extranjero con igual piel.

Los Capitanes Tamayo y Ciguayo que al contrario de Enrriquillo, su política era; español que cayera en sus manos, español que era sacrificado en venganza por los crímenes cometido contra los de su raza. El Cacique por su parte los que atrapaba vivo los devolvía sano y salvo, su idea era una guerra moral a la que pudiese llegarse a una paz sin odios. Pero su sentido del honor no era el de los invasores.

De manera que cuando pacta la paz con el enviado de la corona el Capitán Francisco de Barrionuevo, Tamayo y Ciguayo desconfiado de los españoles, emigran al oeste de la isla desde cuyo reducto habían estado peleando en los últimos tiempos. Y a ellos le siguen muchos de los que estaban con el Cacique Enrriquillo  y su esposa Mencia, nieta de la reina Anacaona en las montañas del Bahoruco.

Posiblemente sea la verdadera razón de las desvataciones de Osorio en 1606, 73 años después. Dividir el pueblo Taino -los Quisqueyanos- en dos, consciente de que en el futuro el idioma se convertiría en un obstáculo insalvable entre esa dos partes del pueblo. Además a cambio recibir territorios al Norte de la península Ibérica que habían sido perdidos en la guerra contra Francia. Y es ahí la verdadera razón del conflicto histórico haitiano, la lucha entre los recién llegados africanos y aquellos mulatos que no son más que los descendientes del pueblo Taino que quedó en el oeste después de las desvataciones. Por eso la historia oficial de este lado jamás vuelve a mencionar a tan esforzados capitanes.

Con esto adquiere sentido lo de la indivisibilidad de la isla. Que no era más que un discurso de los mulatos haitianos, consciente de sus orígenes, Quienes primeramente crearon un país independiente al Suroeste con capital en Les Calles, discurso este el cual fue asumido por los líderes africanos. Y la razón de los repetidos degüello de los africanos contra la población mulata del oeste de la isla. Motivados por Toussaint con las siguientes palabras “Los mulatos son cabezas feroces cuya amputación es una obra meritoria y necesaria para la salvación de nuestra Republica”. Lo que generó un degüello tan monstruoso que los africanos degollaron 80 mil mulatos en ese día de 1801.

M.O.

http://www.27febrero.com/precolombina.htm

 

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s


%d bloggers like this: